4 de julio de 2013

Descenso de mucho vértigo

El pico Krivan, en Eslovaquia, es todo un reto si quieres bajar sobre dos ruedas. Mucha técnica, buen control y nervios de acero para que las prisas no te jueguen una mala pasada. Un descenso imposible, no apto para principiantes, donde la velocidad es justo tu peor aliada.
Un escenario incomparable donde no te pueden fallar los frenos. Si visto así parece sencillo no te pierdas el final del vídeo con algunas tomas que no se metieron en el montaje, escenas que nos ponen nerviosos de sólo verlas


Publicado por Roberto Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario