21 de agosto de 2013

Localizados en buen estado los cuatro espeleólogos perdidos Mortillano

La Guardia Civil localiza a los cuatro espeleólogos madrileños en una zona de arena, «como una playa», en una galería que conecta con la sima del Acebo, un lugar de «fácil localización»

Los cuatro espeleólogos estaban al fin fuera de la cueva, tras cuatro angustiosas jornadas perdidos en el subsuelo de Soba, desde que el sábado por la mañana iniciaran la travesía que conecta la sima del Acebo con la cueva Rubicera, de unas 12 horas de duración, y ya no volvieran a dar señales de vida, faltando a una cita que tenían con unos amigos para cenar en el restaurante Coventosa, en Asón, donde se alojaban. Los cuatro prevéen regresar a lo largo de este miércoles a Madrid, a casa.

Y, de esa repentina manera, el presidente cántabro pudo informar a los medios de que todo había salido bien y los cuatro estaban en buen estado. «Dos más cansados que los otros dos», dijo Diego, pero todos bien.

Sus compañeros Bruno Martínez Plebel, de 49 años, e Isabel Carrillo Gil, de 33, que «acusaban más agotamiento», enfrentaron la salida tras su rescate con más lentitud y quisieron descansar al salir de la cueva, por lo que no pudieron ser evacuados en helicóptero, ya que al anochecer el aparato no puede sobrevolar las montañas. A éstos les tocó bajar a pie hasta una pista en la que pudieron ser llevados en todoterreno.Abandonaron la cueva sobre la una y media de la madrugada. Después de comer y beber algo para reponer fuerzas, invirtieron todavía alrededor de otra hora más para llegar andando al coche que los esperaba para llevarlos a descansar, porque el helicóptero no podía volar de noche.

Todos ellos fueron conducidos "cansados", pero "ilesos", a la casa rural en la que se hospedaron al llegar a Cantabria , en el barrio de Asón (Arredondo), y ninguno de ellos ha necesitado ser trasladado a ningún centro sanitario.


No hay comentarios:

Publicar un comentario