10 de junio de 2012

UN AGUJERO LEGAL EN LA PÓLIZA PUEDE SALIR CARO

El seguro de la federación no cubre el rescate de un escalador si no hay accidente.

Mientras los rescates sean gratuitos el problema permanece oculto. La póliza de seguros de la Federación Vasca, y posiblemente de todas las federaciones, sólo cubre los rescates en caso de accidente previo. Las búsquedas no están incluidas, y tampoco los desfallecimientos o las enfermedades repentinas. Si en esos casos el Gobierno Vasco aplica la tasa, el seguro no se hará cargo y el escalador tendría que pagar. Desde el Gobierno Vasco afirman que estudiarán cada caso.

Seguramente es un supuesto improbable, pero posible. Un escalador que tenga que ser rescatado sin sufrir un accidente previo no estaría cubierto por el seguro. Tampoco un montañero. La diferencia, en el País Vasco, es que el montañismo no es "deporte de riesgo" pero la escalada sí lo es, por lo que según su Ley de Tasas de 2012, se tarifican los rescates que se produzcan practicándola. La única opción, de momento, sería que el Gobierno Vasco no aplicara la tasa en supuestos como enfermedad repentina, sobreesfuerzo, búsqueda… Desde fuentes de Interior aseguraron a Desnivel que, de producirse, se valoraría cada caso al tiempo que responsabilizan a la Federación Vasca de la negociación de una póliza que cubra todos los supuestos de la ley. "En casuística no vamos a entrar en un principio, pero cada caso se estudiaría. La Federación es la que tiene que asegurarse con el seguro de que los casos recogidos en la ley van a tener cobertura. Lo que tendrían que hacer es negociarlo con el seguro. El texto de la ley es el que marca. La casuística que se puede dar es muy amplia y la posibilidad que se den esos casos es mínima. Habrá que estudiarlo en cada caso pero el federado tendrá que asegurarse de que el seguro cubre todos los casos". Además, señalaron que la Federación tendría que haber renegociado la póliza cuando se renovó a principios de año, ya que la ley ya se conocía.


Un problema para todas las federaciones
Sin embargo, seguramente no es sólo un problema de la Federación Vasca, ya que afectaría a escaladores federados no sólo en el País Vasco sino en cualquier otra federación autonómica. Su póliza de seguro no debe de ser diferente a los de otras federaciones en esto, ya que, según un experto consultado "todo lo que sea rescate sin accidente está por encima de los límites establecidos por el R.D. del Seguro Obligatorio Deportivo" y lo más probable es que en los seguros de todas las federaciones autonómicas se excluyan "específicamente las operaciones de rescate y búsqueda como consecuencia de imprudencias temerarias y las operaciones de rescate, búsqueda o salvamento cuando no haya accidente y la situación no represente un riesgo para la vida o integridad física del asegurado".

En el caso de la Federación Vasca, según se puede leer en el folleto informativo de la cobertura del seguro, se explica de esta manera: "Para entenderlo mejor, voy a exponer los casos en que NO se considera accidente, y por lo tanto no habría cobertura.

– Las lesiones por rozaduras, sobreesfuerzos, tendinitis, cargas musculares, dolores de espalda y desgastes articulares.

– Si un montañero siente una molestia, dolor que va en aumento, inflamación, etc. Y no ha sido precidido de un accidente, no existe cobertura, ya que no cumple con la definición íntegra de accidente.

– No están cubiertas, salvo caso de accidente:

– Los rescates provocados por situaciones climatológicas adversas ni por pérdidas por desorientación o por síntomas de salud.

– Estados de debilidad debido a sobreesfuerzos".

En casi ninguno de estos casos –salvo el de rescate provocado por situaciones climatológicas adversas pronosticadas como alerta naranja por los servicios meteorológicos vascos– un montañero tendrá que hacer frente a la tasa al no ser considerado "deporte de riesgo". Pero sí afectaría a un escalador, así como a cualquier otro practicante de uno de los 47 "deportes de riesgo" incluidos en la tasa de rescate del País Vasco.

Desnivel - Viernes, 1 de Junio de 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario